1. Extracción de tierras raras (monacita, zirconio, ilmenita o rutilo entre otras)

  2. Producción y utilización del torio y sus compuestos.

  3. Producción de niobio y ferro-niobio.

  4. Producción de gas y petróleo.

  5. Producción de cemento, mantenimiento de hornos de «clinker».

  6. Fabricación de pigmentos de dióxido de titanio.

  7. Industria del fosfato (producción de ácido fosfórico y de fertilizantes fosfatados).

  8. Industria del zirconio.

  9. Producción de estaño, cobre, aluminio, hierro, acero, cinc y plomo.

  10. Centrales térmicas de carbón.